Sueño: Los relámpagos iluminaban la oscuridad del refugio…

Los 3 samuráis llevaban menos de media hora protegiéndose de la intensa lluvia, bajo la superficie de mediana altura que entregaba el depósito de granos. La batalla se ganó, pero con un alto costo de vidas, incluso para el bando triunfador. La sangre cubría a cadáveres y sobrevivientes por igual y era tanta, que la lluvia que caía copiosa desde hacía ya dos horas, no había sido capaz de lavarla por completo.


Los guerreros estaban muy cansados como para hablar. Miraban el piso y de tanto en tanto suspiraban y cerraban los ojos, parecían dormir profundamente por momentos, pero en realidad eran pequeñas pausas para intentar huir, al menos mentalmente, del horror que habían experimentado.
Estaban así cuando una respiración grave, pausada y profunda se hizo presente en el refugio: una figura sombría y corpulenta se hizo evidente.Estaba sentada de la misma forma que los tres extenuados soldados. Piernas dobladas y cruzadas a la altura de los tobillos, los hombros caídos e inclinados levemente hacia adelante. Sus ojos desprendían una tenue luz amarilla.
No se hablaron ni miraron… sabían que el momento había llegado, más tarde y en otras circunstancias, pero había llegado.

3 samuráis

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s